El fusilamiento tambien se realizaba frecuentemente en el siglo XX.

Émile Dubois fue un ladrón y asesino en serie fusilado en 1907, antes de morir exclamo: ” ejecutadme y apuntad bien al corazón”. Imagen: Wikipedia.